Descubre Cuba all inclusive


Revista Buen Viaje 20 Diciembre, 2019
Cuba

Hace ya mucho tiempo que valoras la opción de darte un capricho. Pero siempre antepones mil cosas antes que cumplir uno de tus sueños que es descubrir Cuba. Déjame decirte, querido lector, que ya va siendo hora de ponerte a ti misma como prioridad así que te voy a contar con detalle como sería si te lanzases a la aventura y contrataras un viaje a Cuba All Inclusive.

El término "all inclusive" significa un hotel de régimen todo incluido. Vamos, que tu estancia por Cuba será de gran nivel. Tal y como hemos anunciado en las líneas de hoy vamos a darte algunos consejos para disfrutar de tu estancia dentro y fuera del glamuroso hotel Iberostar Parque Central.

Ante todo, debes tener claro que si te consideras un alma aventurares, este tipo de régimen no es para ti. Este tipo de viajes va destinado a personas que busquen desconectar a tiempo completo, relajarse y no tener que preocuparse.

Tu objetivo durante los días que decidas pasar en Cuba es únicamente relajarte y no hacer absolutamente nada. Al tener todo incluido tu estancia será de lujo con todas tus necesidades a tu alcance y además a un precio más que asequible. Lo bueno de disfrutar de un hotel que ofrezca el régimen todo incluido es que jamás tendrás sorpresas al final de tus días en tu cuenta. Sin contar todas las actividades extras fuera del hotel, claro.
Cada vez más son los hoteles con packs todo incluido que a tu llegada te ponen una pulsera en la muñeca (la famosa pulserita) que indica a los miembros del hotel que tu estancia es all inclusive. Hace ya unos años que se ha implementado un sistema a través de esta pulsera que carga en ella todos y cada unos de los servicios extra que no estén incluidos. Te pedimos especial atención ya que al pagar de una forma en la que no tenemos al cerebro acostumbrado el acto de pagar de este modo puede jugarnos una mala pasada.

A veces puede resultar confuso y hay mucha información por internet que nos puede confundir todavía aún más, ¿cierto? A continuación te voy a detallar las características que, por lo general, incluye un hotel todo incluido:

- Pensión completa
- Habitación de ensueño
- Acceso ilimitado a la piscina y tal vez algún servicio de spa concreto
- ¡Barra libre!

Suena bien, ¿verdad? Bien, respecto a la pensión completa, obviamente que un hotel todo incluido debe incluir, valga la redundancia, toda la comida. Es algo extraordinario ya que está incluido en el precio que vas a pagar y no tienes que preocuparte donde comer en cada momento del día. Por otro lado, disfrutarás de una bellísima y cómoda habitación en la que note va a faltar absolutamente de nada. Te recomendamos cotillear las habitaciones del hotel e imaginarte allí...

Sí, tal y como has leído es cierto: ¡Hay barra libre! Que viene siendo todo tipo de bebidas de forma gratuita y tantas como quieras. Pero desde aquí tenemos la necesidad de advertirte, informarte y pedirte que tengas precaución ya que no queremos que te veas involucrado en problemas debido al gran consumo de bebidas alcohólicas. Por supuesto que puedes disfrutar de algunas bebidas en absoluto derecho estás, solo queremos decirte que no merece la pena dejar que el alcohol arruine tus vacaciones.

Y finalmente pero no menos importante, acceso ilimitado a piscina del hotel y seguramente algún que otro servicio de spa. Pregunta siempre a tu llegada si disponen de algún servicio extra gratuito del que no tengáis conocimiento. No temas preguntar todas las dudas que te asalten durante tu estancia. Estarán encantados de ayudarte y ofrecerte el mejor servicio siempre. Ten en cuenta que el objetivo de todo hotel todo incluido tiene como principal objetivo que te sientas tan bien que no quieras irte nunca del hotel en sí.

Otra cosa que hemos pensado en recomendarte en este artículo son 3 must que no pueden faltar en tu maleta para tu misión: Cuba all inclusive.

Lo más importante en tu maleta es sin duda alguna una TAZA. Exacto, tal y como lees. Objeto recomendado por expertos y grandes conocedoras de la vivencia en hoteles de régimen todo incluido. La razón de llevar una taza contigo es ni más ni menos que normalmente el bar del hotel ofrece unos vasos de un tamaño realmente pequeño obligándote a ir numerosas veces a rellenarlo y puede resultar todo lo contrario a relax que es lo que venimos buscando, ¿me equivoco?

Y ya por último, no olvides el bañador y la crema solar. Sabemos que son recordatorios absurdos pero créenos. No serías ni la primera ni la ultima persona que se encuentra desamparado ante una piscina de lujo ante él. No es un problema grave, puedes encontrar tanto bañadores como crema solar por la zona, incluso tal vez dentro del mismo hotel. Pero mejor llegar y disfrutar, ¿no?

Recomendado